Fantástica, brillante, inigualable, seductora, espectacular, una voz que eriza el vello. Me pregunto una y otra vez, ¿cómo se puede tener una voz tan especial y modularla a pleno albedrío? Se queda pequeño el pedazo de artista al lado de la gran persona que es Roko.

Esa noche algo brillaba en el cielo de Atarfe, la luna se asomaba detras del escenario para contemplar a la estrella que se mecía al ritmo de Jazz junto a la Big Band. El momento no podía ser más especial.

Tuvimos el placer de poder vestir a Roko para el concierto. El primer vestido, que quitó el hipo, fue un Fourreau (traje muy ajustado y sin cinturón, que entuba la línea del cuerpo) en una pedrería cristal y fleco de canutillo en color rojo Valentino. El escote en V desnudaba parte de su cuerpo y la raja del vestido nos dejaba ver el movimiento de sus piernas al son de la música en directo. El brillo y los destellos del vestido realzaban las curvas de tan grandiosa artista en mitad de una maravillosa noche de verano.

WhatsApp Image 2017-07-17 at 12.11.51

Roko cambio de look a mitad del concierto y escogimos para ello un fantástico mono de flecos blanco con lentejuelas plata que en todo momento nos recordaba a Salomé en su actuación estelar de Eurovisión, pero este, desnudaba al completo su espalda para poder apreciar los exuberantes movimientos de la artista sobre el escenario.

WhatsApp Image 2017-07-17 at 12.11.49(1)

Yolanda López y su equipo de peluquería y maquillaje fueron los encargados de dar la pincelada final al estilismo inspiración años 50 en homenaje a la época dorada del Jazz en Estados Unidos cuando la moda “Pin Up” empezaba a brillar.

Como curiosidad, tuvimos que coser a mano todo el vestido rojo de pedrería y parte de los flecos del cuerpo del mono. Hubo muchas pruebas de movimiento para que Roko luciera segura, cómoda y fantástica ese día. ¡Qué experiencia tan inolvidable!

Gracias y ¡que vivan los flecos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *